lunes, octubre 26, 2009

Algo que no me puedo sacar de la cabeza!

Este sabado pasado ibamos a tener un bautismo de un hombre que ha estado investigando la iglesia por varios meses. Cada domingo lo saludaba, el me llamaba por mi primer nombre y yo lo llamaba o mas bien todos lo llamamos "Don Esteban". Un hombre que podria describirlo como hombre de campo, tranquilo, sumiso, cada domingo caminaba a la iglesia de una distancia de pocas cuadras relativamente y siempre estaba alli en la iglesia antes de las nueve de la mañana, creo que hasta a veces a llegado hasta media hora antes de los servicios religiosos.

Hace rato que venia investigando la iglesia...mi pregunta era del porque no se bautizaba y la razon era que no podia bautizarse hasta que dejara el alcohol. Las misioneras trabajaron mucho con el y hasta lograron que Don Esteban dejara de tomar. El jueves pasado tuvo su entrevista final donde aprobaron que estaba listo para bajar a las aguas bautismales...ese mismo dia despues de su entrevista se fue a una tienda de ropa y estando afuera del lugar un carro donde conducia una senora mayor lo llevó por delante contándole instantaneamente una pierna y su otra pierna quedando destrozada y perdiendo muchisima sangre. Un helicóptero vino por el en el lugar del accidente llevándoselo inconsciente al hospital donde los medicos pronosticaron que no viviria por tanta perdida de sangre.

Uno o dos dias despues de haber salido del estado de coma en la cual se encontraba se enteró que había perdido sus dos piernas hasta arriba de las rodillas.
Don Esteban esta aun en el hospital sometiendose a varias cirugías.

Desde que ha ocurrido el accidente no dejo de pensar en Don Esteban. Lo triste tambien es que es un hombre solo, donde no habla el idioma del pais, no tiene familiares. Solo estamos nosotros, la gran familia mormona que lo han estado visitando y apoyando de cierta forma yendo a visitarlo y haciendole saber que no esta solo.

Mi pregunta es y que siempre me la haré: -Por que Dios permite que pase esto? No entiendo...un hombre a su parecer bueno, saliendo de su entrevista para poder bautizarse y que le tenga que pasar este tipo de accidente donde pierde en un segundo sus dos piernas.

Desde aqui, encontrándome en casa enferma y con cuatro hijos que tambien estan enfermos y no haber tenido la oportunidad aun de poder ir a verlo estamos orando para que se componga y que de alguna manera pueda seguir adelante con lo que Dios tenga preparado para usted. Oro por usted para que pronto pueda verlo nuevamente en la iglesia con su buen ejemplo de estar cada domingo temprano saludándonos.

1 comentario:

The Durrants dijo...

Sabes Marina, a veces pienso que esa es la manera en que trabaja el adversario, de cualquier manera hace para evitar que sigamos a nuestro Padre Celestial, y bueno de mas esta decir que pruebas hay y muchas, me conmovio mucho esta historia la verdad me dio escalofrios cuando estaba leyendo lo que le paso a este senor, orare por el aunque no lo conozca y espero que pueda volver a la iglesia, que ese accidente no le haga cambiar de parecer, el mejor lugar donde uno puede estar aparte del templo es la iglesia...Gracias por compartir esta historia.