lunes, septiembre 14, 2009

Grande mamá!

Hoy tuve una bonita experiencia. Esas experiencias que uno las guarda en el corazón para siempre.

Era el mediodia, estaba preparando el almuerzo para dos de mis hijos cuando sonó el teléfono y ví que era una llamada que provenia de Argentina asi que enseguida atendí y escuché del otro lado la voz de mi madre! Y ella me contó esta experiencia donde tanto ella como yo estábamos las dos emocionadas y derramando lágrimas!

Este fin de semana mi madre tuvo un concierto que ella misma organizó. Parte de su trabajo es traer músicos profesionales a su municipio y esta vez fué en una catedral de la localidad de San Fernando.
Por teléfono mi madre me contaba que el lugar estaba lleno de gente y hasta personas sentadas en el suelo porque ya no cabian en los asientos y que el concierto fue espectacular tales asi que al finalizar la ovacionaron a mi madre por el trabajo que ella habia echo en organizar todo..dice que todos comenzaron a pararse y aplaudirle exclusivamente a ella y mientras que me lo contaba por teléfono se emocionó. Me decia que en ese momento hasta ella misma sentia verguenza de ver a tantos ovacionandola pero a la vez se sentia feliz por reconocer su labor de como salió el concierto. Y yo a miles de kilómetros a travez del tubo telefónico se me caían las lágrimas por lo que me estaba contando y mis lágrimas caían primero por estar agradecida por tener la madre que tengo. Me siento orgullosa de tenerla en mi vida y por los logros que ella ha echo, porque nunca baja los brazos a pesar de que hay gente que no la reconoce por lo que es y por lo que hace y sabe , ella aun así sigue adelante y aun así hay gente, demaciada gente que la sigue a todos lados porque saben que cuando viene de ella las cosas salen casi perfectas!

Segundo se me caían las lágrimas porque no estoy con ella y por no haber tenido la oportunidad de pararme junto con los demás para aplaudirle. Pero de alguna manera lo hago desde aqui, desde tan lejos y escribiendo por este medio y decirte mamá que me siento muy feliz por vos, que sos mi gran ejemplo, mi gran amiga y que siempre estas en mi corazón aún cuándo miles de kilómetros y mares nos separen. Te amo mamá!

2 comentarios:

Jen dijo...

Y ahora yo estoy llorando! De cierto, Marina, tu mama es extraordinaria. Tengo buenos recuerdos de sus visitas en la rama... Un abrazo fuerte a las dos!

The Durrants dijo...

Marina tu mama es excepcional y pues yo tanto como a ti a ella tambien la quiero mucho, siempre la recuerdo con gran carino de tantas cosas que haciamos juntas y de tantas risas. Me haces recordar a mi madre con esta historia, ella tambien es una gran mujer.