jueves, junio 10, 2010

Finalmente me tomé el tiempo para limpiar el sótano de la casa. Esta lleno de juguetes, decoraciones, cajas llenas de ropa, cajas vacias y todo lo que no quiero arriba esta abajo asi que ya era hora de comenzar una limpieza profunda y vivir mas simple.

En un rincón puse una pila de cosas que ya no quiero, otras que ya di el sábado pasado durante la venta de garage y otras que llevaré esta tarde a la tienda usada.

Pero bueno ese no es mi punto al que quiero llegar...limpiando el sótano escuché que en la cocina algo se rompió, o algo tiraron al suelo y al segundo despues escuché  a uno de mis hijos diciendo...lo rimpiste tu, lo rompiste tu...mami..mami..mami..y bajando mis hijos las escaleras me dijeron:  mami, Ruth te rompió tu adorno de flores!
Subí las escaleras y afirmativamente vi mi adorno que había traido de México, uno muy bonito de una mujer llevando un hermoso ramo de flores blancas desparramado, no sé como pude mantenerme callada sin decir nada...solo miraba mi adorno todo roto y recordando el cariño que le tenia. Mi hija obviamente se habia encerrado en su cuarto porque sabía que habia echo algo mal.

No sé como pude contenerme! casi siempre me pongo a gritar enojada con el causante para desahogarme pero esta vez mantuve mi boca cerrada aunque por dentro tenia ganas de llorar porque se que no tendré otro adorno igual.

Cuando terminé de juntar todos los pedacitos se acercó mi hija Ruth, con su billetera en mano, sacando de ella un billete de $20 y me lo ofreció con lágrimas en sus ojos sin decirme nada. No pensé que tuviera esa reacción...usualmente me pide disculpas y eso es todo.Pero esta vez me ofreció dinero y con lágrimas en sus ojos me abrazó y me dijo: perdón! Solo me aseguré preguntándole si lo habia echo a propósito a lo cual me contestó que no y le devolví el abrazo a punto de soltar yo una lágrima pero me contuve.

Niños son niños y aunque a veces nos rompen las cosas que apreciamos accidentalmente debemos saber contenernos y perdonarlos.
Algun dia tendré mis propias decoraciones y nadie alrededor para que me las rompa :)

1 comentario:

The Durrants dijo...

aaaay Marina que bella tu nina, yo creo que me hubiese puesto a llorar yo tambien jajajaja, pero ni te preocupes Marina por esas cosas, por lo menos ninguno de los ninos se corto....mira y donde estan los vestidos prometidos a mis hijas??? :P