domingo, enero 10, 2010

Don Esteban Parte III

Hoy domingo estaba sentada en la reunión sacramental cantando el himno inicial cuando de repente ví que entraba don Esteban en su silla de ruedas y muy buen mozo estrenando traje!

Hoy fue un domingo especial gracias al espiritu y enseñanza que nos deja este buen hombre.
En la clase de escuela dominical eramos varios en el dia de hoy...y no podíamos mirarnos entre si por las lágrimas que caian y que hacian nublar nuestra vista. Reinaba un espíritu maravilloso con solo ver a Don Esteban en la clase y de regreso entre nosotros.

Para comenzar nos dió un gran ejemplo el estar presente hoy con este clima de mucho frio, nieve...el ver a Don Esteban recien salido del hospital, sin sus dos piernas, vestido todo elegante y llegando a la iglesia con menos siete grados centigrados, eso es un ejemplo.

Muchos le expresaron sus sentimientos...hasta los niños de una clase vinieron a nuestro salón para saludarle...cada uno le dió un beso y abrazo y eso lo hizo mas bonito aun ver a los niños involucrados tambien dándole la bienvenida.

Mirando a Don Esteban y respondiendo a mi pregunta personal que tuve al principio cuando me enteré de su accidente y que hoy precisamente ha sido contestada mi pregunta durante la clase de escuela dominical...del porque Dios permitió que le pasara esta mala experiencia..ahora entiendo que a veces pasan estas cosas porque debemos mejorar como hijos de Dios que somos y acercarnos mas a nuestro Padre Celestial!

Hoy Don Esteban ha llamado la atención de todos...y no es porque ya no tiene sus dos piernas, ni porque ha entrado con silla de ruedas o por su nuevo traje...si no que es por el espiritu que ha traido con usted a la iglesia y que muchos deberíamos aprender de eso.

Mis hijos no han dejado de orar por usted..en cada oración familiar y hasta en las oraciones para bendecir la comida han pedido por usted y seguiremos haciéndolo porque usted nos ha enseñado el valor de no rendirse. Le queremos mucho, mi buen amigo!

2 comentarios:

mimihalley dijo...

It was a blessing to feel his spirit and see him looking so happy in spite of it all. Seeing him really puts my experiences into their proper perspective. Jeff can't stop talking about how wonderful the end of the class was.

Joanna dijo...

Gracias por sus palabras Marina. Me allegre que pude estar alli por un ratito con ustedes. Le quiero mucho.